Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El Coro de la FCM le canta desde casa a este tiempo de exilios y cambios

Aguzando el ingenio, sirviéndose de nuevas herramientas y estrenando una nueva modalidad para mostrar su arte más allá del vivo, el Coro de la FCM nos regala en plena cuarentena una interpretación maravillosa de Casiopea, la bella canción de Silvio Rodríguez.

17 de mayo de 2020, 11:35.

El Coro de la FCM le canta desde casa a este tiempo de exilios y cambios

Ampliar imagen


El Coro de FCM, que viera la luz a mediados de 2017, cuenta con un canal en Youtube y perfiles en Facebook e Instagram, en los que se puede seguir su actividad y visitar expresiones como la que acercamos aquí.

En palabras del nuestro Coro

Sin movernos de nuestras casas, trascendimos los muros y la distancia, para mostrar esta maravillosa canción de Silvio Rodíguez, en arreglo de Joaquín Martínez Dávila, al piano Julián Salcedo y con el arte de edición de Galaxia Audiovisual.

Alguna vez, Silvio usó Casiopea para contar la historia de Krikaliov, un cosmonauta que pasó 311 días, 20 horas y 1 minuto a bordo de la Estación Espacial Mir, en 1991/1992. En ese período, la Unión Soviética se disolvió, por lo que Krikaliov partió de la Tierra como ciudadano de la Unión Soviética y aterrizó como ciudadano de la Federación Rusa. "El tema de los exilios. Todos somos exiliados de algo. La misma vida se encarga de exiliarnos de sitios como la niñez. Qué elemental y qué controvertido. Casiopea y Ala de Colibrí son de esas canciones que por momentos se me escapan (hay otras), y puede que algún día les descubra otros significados, como me pasó con Unicornio. Esta ignorancia de mi mismo me ha llevado a pensar que acaso soy un mostrador de sugerencias, porque el mundo se encarga de completar la dimensión de lo que expongo. Es probable que mi utilidad consista en ser vehículo, herramienta de la que algo se sirve para que la gente no olvide aspectos de sí misma" (Silvio Rodriguez).

En estos tiempos de cuarentena, donde el presente es un exilio al interior, evocar la esencia polisémica de las canciones de Silvio, tan profunda y universal, para todas las historias y los tiempos, nos revela algunos secretos y nos ofrece este misterio: quizás no seamos nosotros cuando nos encontremos.