Becario del CONICET de la FCM participa de un hallazgo que podría evitar la infertilidad en las mujeres

Científicos/as de la Provincia encontraron un método para prevenir la clamidia, una infección de transmisión sexual muy común pero poco conocida por ser asintomática.

13 de junio de 2018, 10:00.

Becario del CONICET de la FCM participa de un hallazgo que podría evitar la infertilidad en las mujeres

Ampliar imagen


Un grupo de investigadores/as del país y científicos/as mendocinos/as, descubrió cómo la proteína galectina-1 puede favorecer una de las principales infecciones de transmisión sexual tan común, como poco conocida, la clamidia. El hallazgo es de suma importancia, ya que por esta infección devenida en crónica, cerca del 50 por ciento de las mujeres, a nivel mundial, queda infértil.

Agustín Luján, es uno de los responsables de tal descubrimiento. Luján es becario doctoral de CONICET en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo. El científico explicó que el hallazgo en cuestión podría habilitar nuevas vías de terapia más efectivas para, sino atacar totalmente al menos, atenuar y prevenir esta infección.

Clamidia: la bacteria con más incidencia en el mundo

La Chlamydia trachomatis es una infección de transmisión sexual muy poco conocida, ya que en el 70 por ciento de las mujeres y en hasta el 50 por ciento de los varones es asintomática. Además, los antibióticos pensados para su tratamiento carecen de cierta efectividad en tanto han desarrollado cepas resistentes. 

El principal problema de la propagación de esta infección está vinculado con sus consecuencias muchas veces irreversibles. Por caso, se estima que el 50 por ciento de las mujeres infértiles lo son porque en algún momento de su vida sexual activa contrajeron esta bacteria que se cronificó.

En los casos sintomáticos puede manifestarse como uretritis o cervicitis. En los casos asintomáticos, la infección muy frecuentemente cronifica, se manifiesta tardíamente con consecuencia graves, como embarazo ectópico, obstrucción tubárica, enfermedad pélvica inflamatoria e infertilidad.

"En las mujeres, esta bacteria puede generar patologías que devengan en internaciones graves. Sería mejor si podemos prevenir que estas pacientes lleguen al hospital", expresó Luján

En los resultados presentados en la investigación, se demuestra que la proteína galectina 1 promueve la adhesión de la bacteria a la célula hospedadora, la invasión y así aumenta la infección clamidial. Por lo que una forma de reducir estas infecciones podría ser con terapias que ataquen a esta proteína. 

Equipo de trabajo

Este trabajo refleja la importancia de colaboraciones entre laboratorios argentinos para la construcción multidisciplinaria del conocimiento. El equipo de trabajo estuvo dirigido por María Teresa Damiani, investigadora independiente en el Instituto de Histología y Embriología de Mendoza "Mario H. Burgos" y la Facultad de Medicina (IHEM, CONICET-UNCuyo) y Gabriel Rabinovich, investigador superior del Consejo y vicedirector del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET-FIBYME). El origen del vínculo entre estos dos grupos tuvo mucho que ver con Diego Croci, investigador adjunto y segundo autor del trabajo, quien actualmente se encuentra en el IHEM, Mendoza.

"Hace más de 10 años que trabajamos con clamidia, siendo mujer, me pareció de lo más apropiado investigar este tema por la alta frecuencia de las infecciones y las consecuencias dañinas para la fertilidad femenina", manifestó Damiani.

En el trabajo, además de Agustin Luján, Maria Teresa Damiani y Gabriel Rabinovich, han colaborado los Dres. Julián Gambarte Tudela, Diego Croci, Antonella Losinno, Alejandro Cagnoni y Karina Mariño.

 


fcm.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login