El Observatorio se reunió con servicios de orientación de escuelas secundarias de la UNCUYO

23 de noviembre de 2017, 12:51.

El Observatorio se reunió con servicios de orientación de escuelas secundarias de la UNCUYO

Ampliar imagen


Asistieron a esta reunión integrantes de los servicios de orientación de las 5 escuelas de nivel medio de la UNCUYO, cuyo objetivo fue comenzar a elaborar y compartir diagnósticos de situación, y proyectar acciones coordinadas y sostenidas para acercar información confiable y soluciones a los estudiantes.

Como parte de los objetivos creacionales del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo, se hallan los de implementar metodologías de recogida de datos, facilitar el análisis de los mismos y proveer servicios de asesoría que aporten soluciones en la temática.

Actualmente, y merced al visto bueno por parte de la Secretaría de Bienestar Universitario, se ha iniciado un trabajo conjunto con las escuelas de nivel medio de la UNCUYO que apunta a establecer un estado de situación y a pensar acciones analíticas y programáticas a futuro.

En la ocasión, se aprovechó para establecer un punto de partida para el análisis de datos y la discusión conjunta. Los datos presentados no son concluyentes, sino que apuntan a disparar el análsis colectivo e intra-institucional.

Merced a la importancia que se asigna a los temas tratados en materia de prevención de problemáticas de consumo, y al alto grado de implicación de los distintos actores, se ha agendado un nuevo encuentro para continuar el debate iniciado y establecer mecanismos de trabajo e implementación de acciones conjuntas y coordinadas desde la Universidad.

El estudio

El Observatorio expuso una estadística surgida de un estudio multifocal, exploratorio, descriptivo, correlacional y comparativo en Colegios de la UNCUYO: Departamento de Aplicación Docente (DAD), Universitario Central (CUC). Martín Zapata, Liceo Agrícola, Magisterio. De diseño transversal, se implementó sobre una  muestra no probabilística e intencional de 2623 estudiantes secundarios con una media de 15 años.

La aplicación se realizó a través de un cuestionario estructurado, voluntario, anónimo y autoadministrado en formato on line.